Fortalecer el sistema inmunológico

Fortalecer el sistema inmunológico

Nuestro sistema inmunitario trabaja duro para protegernos cada día. Defenderse de los virus y de las enfermedades es un trabajo duro. Pero para que usted y sus seres queridos se mantengan lo más sanos posible, hay varias formas de reforzar el funcionamiento del sistema inmunitario de forma natural.

Cuando pones de tu parte para potenciar las capacidades del sistema inmunitario, por ejemplo alimentando tu cuerpo con alimentos inmunitarios, proteges tu salud.

Seis formas sencillas de colaborar para reforzar el sistema inmunitario:

  1. Lávate las manos.
  2. Quédese en casa cuando esté enfermo
  3. Dormir mucho
  4. Encontrar formas de reducir el estrés
  5. Coma alimentos para reforzar su sistema inmunológico
  6. Concéntrese en la salud intestinal y haga que el caldo de huesos forme parte de su dieta habitual

    1. ¡Lávate las manos a menudo!

    Todos conocemos la lección de lavarse las manos. Utiliza agua y jabón, restriega bien y ten a mano un desinfectante de manos para los momentos intermedios. Nos lo han enseñado desde pequeños, pero ¿cuántos de nosotros seguimos realmente este sencillo pero convincente consejo?

    Las estadísticas sobre el lavado de manos y la higiene básica demuestran que es la forma más eficaz de prevenir la propagación de gérmenes y proteger nuestro cuerpo de las enfermedades. Es la forma más fácil de proteger y reforzar el sistema inmunitario, así que pongamos todos de nuestra parte volviendo a lo básico del simple lavado de manos.

    2. Quédate en casa cuando estés enfermo.

    A nadie le gusta salir de casa cuando no se siente bien. Y mientras usted hace un excelente servicio a su cuerpo quedándose en casa y cuidando de sí mismo o de sus seres queridos, está ayudando a otros a mantener su salud. Puede parecer sencillo, pero ¿cuántos de nosotros hemos sido culpables de esto?

    Quédese en casa y alimente su cuerpo con alimentos que refuercen el sistema inmunitario antes de salir o de dejar a sus hijos enfermos para evitar una enfermedad mayor o prolongada y proteger a los demás en el proceso.

    3. buenos hábitos de sueño para fortalecer el sistema inmunológico.

    Los hábitos de sueño saludables son imprescindibles por diversas razones. Cuando su cuerpo está privado de sueño, la hormona cortisol aumenta. Con el tiempo, un aumento del cortisol conduce a una supresión del sistema inmunitario. Un sueño nocturno constante y reparador no sólo ayuda a reforzar el sistema inmunitario, sino que también contribuye a aliviarlo:

    • Estrés y ansiedad
    • Fatiga crónica
    • Aumento de peso
    • Cambios de humor
    • Depresión
    • Enfermedad y quejas

      4. intentar reducir el estrés

      El estrés desempeña un papel muy importante en el mantenimiento y el fortalecimiento de la salud y la función del sistema inmunitario. Nuestro sistema inmunitario está formado por miles de millones de células que se encuentran por todas partes en nuestros órganos y tejidos. Nuestros linfocitos B producen los anticuerpos que destruyen esos molestos virus y bacterias invasores que hacen daño en nuestro sistema. Nuestras células T acuden al rescate actuando como centinelas, adhiriéndose a una célula infectada, multiplicándose y destruyéndola.

      Cuando estamos estresados -y admitámoslo, quién no lo está hoy en día-, nuestro sistema inmunitario se debilita y su capacidad para combatir los antígenos no es óptima. Esto nos hace mucho más susceptibles a las enfermedades e infecciones.

      Reducir sus niveles de estrés le ayudará a potenciar las funciones del sistema inmunitario y a fortalecer y combatir la salud del mismo:

      • Dolor de cabeza
      • Gripe y otras enfermedades infecciosas
      • Asma
      • Diabetes
      • Úlceras estomacales
      • Enfermedades cardiovasculares

      La gestión del estrés puede ser tan sencilla y agradable como dedicar tiempo a un paseo, al yoga o a la meditación, a una nueva afición o a un baño relajante. Todos necesitamos un poco de tiempo para nosotros mismos y mimos, así que hazlo parte de tu rutina y ayuda a reforzar la salud inmunológica al mismo tiempo.

      5. Consumir alimentos que refuercen el sistema inmunitario.

      Cuando se buscan formas de reforzar la salud del sistema inmunitario, es fundamental elegir los alimentos adecuados para la inmunidad. Hacer que los alimentos saludables formen parte de tu estilo de vida en lugar de comerlos sólo de vez en cuando será bueno para tu cuerpo. Potenciará la función del sistema inmunitario, combatirá la grasa del vientre, aumentará la energía y el estado de ánimo y combatirá los temidos signos del envejecimiento. Bueno, ¿quién no quiere eso?

      Se sabe que el ajo favorece la salud del sistema inmunitario. Al ser un antimicrobiano de amplio espectro, el ajo refuerza las capacidades del sistema inmunitario, manteniendo el cuerpo más sano y la comida más sabrosa.

      Otros alimentos para la inmunidad que son algunos de mis favoritos son:

      Brócoli: Es un alimento excelente para la inmunidad, lleno de vitaminas y minerales. El brócoli está lleno de vitaminas A, C y E que refuerzan el sistema inmunitario, antioxidantes y fibra.

      Espinacas: Las espinacas son muy ricas en vitamina C y son un gran alimento para la inmunidad. Está repleto de antioxidantes y betacaroteno, que ayudan a aumentar la capacidad de combatir las infecciones y a potenciar aún más las funciones del sistema inmunitario.

      Cítricos: Todos hemos oído hablar del impresionante potencial de la vitamina C, ¿verdad? No es un mito. Cuando se consume mucha vitamina C, se ayuda a reforzar la salud inmunitaria y a potenciar la función del sistema inmunitario, al tiempo que se mantiene la piel con un aspecto joven y radiante. Así que llena tu frutero de pomelos y naranjas para mantener tu cuerpo sano por dentro y por fuera.

      6 Promover un intestino sano

      Si nos has seguido durante algún tiempo, sabes que la salud intestinal, el sistema inmunológico y el caldo de huesos van juntos para nosotros. Mantener un intestino sano libera a nuestro sistema de las toxinas que a menudo conducen a un sistema inmunitario poco saludable y a problemas de salud, como:

      • IBS
      • Flatulencia
      • Estreñimiento
      • Inflamación en todo el cuerpo
      • Dolores articulares y musculares
      • Diabetes
      • Primeros signos de envejecimiento

      Al cambiar nuestro estilo de vida para incluir alimentos beneficiosos para la inmunidad, apoyamos el fortalecimiento del sistema inmunológico. Y uno de nuestros alimentos favoritos para un buen sistema inmunológico es el caldo de huesos. El caldo de huesos protege la pared intestinal y evita que las toxinas, las bacterias y los virus entren en el torrente sanguíneo a través de los agujeros de la pared intestinal (síndrome del intestino permeable). Además, el caldo de huesos es rico en glutamina, el nutriente más importante para las células del sistema inmunitario, y contiene abundantes minerales y vitaminas que favorecen la función del sistema inmunitario.

      Pongamos todos de nuestra parte para mantenernos sanos. Refuerza tu sistema inmunológico.

      Produkte aus dem Artikel

      JARMINO utiliza cookies para mejorar su experiencia. Más información

      Aceptar Rechazar