Intestino permeable y nutrición

Intestino permeable y nutrición

En este artículo le informamos sobre el leaky gut syndrom (síndrome del intestino permeable) y le mostramos qué puede hacer si padece de intestino permeable. Una alimentación adecuada desempeña especialmente un papel crucial para el tratamiento del síndrome del intestino permeable.

El síndrome del intestino permeable significa que su intestino o pared intestinal es porosa (trastorno de la permeabilidad). A través de un intestino permeable, las bacterias y las sustancias tóxicas pueden penetrar en su cuerpo y causar inflamaciones. Esto debilita su sistema immunitario y hace que usted sea propenso a diversas enfermedades. De hecho, algunas fuentes (1) afirman que el síndrome del intestino permeable es responsable de hasta el 50 % de las enfermedades crónicas.

Una pared intestinal es tan densa que solo deja pasar moléculas pequeñas, los nutrientes. En determinadas condiciones, sin embargo, la pared intestinal puede estar tan dañada y agrietada que moléculas mucho más grandes pueden atravesarla: en forma de desechos metabólicos y de toxinas microbianas. Estas moléculas grandes pueden llegar al torrente sanguíneo y provocar allí inflamaciones crónicas.

Intestine permeable

Las causas del síndrome del intestino permeable

Muchos factores pueden dañar la barrera intestinal. Entre las causas más frecuentes de un síndrome del intestino permeable están:

  • Sensibilidad e intolerancia al gluten
  • Alto consumo de alimentos proinflamatorios como la leche, el yogur, el queso, el azúcar, muchos hidratos de carbono, la soya, el alcohol
  • Toma de antibióticos y de agentes antiinflamatorios no esteroideos
  • Infecciones como los parásitos intestinales, la cándida y el sobrecrecimiento bacteriano del intestino delgado
  • Estrés

Síntomas del síndrome del intestino permeable

Los siguientes síntomas pueden ser una señal de que usted padece el síndrome del intestino permeable Se calcula que aproximadamente un 70 % de la población sufre del síndrome de intestino permeable pero que la mayoría, sin embargo, no lo sabe.

  • Enfermedades
    • Asma
    • Síndrome de fatiga crónico
    • Eccemas
    • Alergias alimentarias
    • Hongos
    • Síndrome del intestino irritable
    • Enfermedad de Crohn
    • Migraña
    • Artritis reumatoide
    • Diabetes tipo 1
    • Altos niveles de azúcar en la sangre
  • Problemas de digestión
    • Flatulencia
    • Diarrea
    • Sensación de saciedad
    • Estreñimiento
  • Fatiga y apatía frecuentes
  • Alergias
  • Problemas cutáneos
    • Eccemas
    • Psoriasis
    • Envejecimiento cutáneo prematuro
  • Acidez de estómago (reflujo gástrico): Por acidez de estómago (reflujo gástrico) se entiende una sensación de ardor en el pecho que suele ir aparejada de un sabor amargo en la laringe o en la boca.
  • Carencias nutricionales
  • Dolor de cabeza
  • Dificultad de concentración
  • Dolor en las articulaciones
  • Aumento de peso: las inflamaciones crónicas como consecuencia de un intestino permeable pueden causar un aumento de peso.

Esto es importante:

Si usted ahora nota que no tiene ninguno de los síntomas indicados, esto no significa automáticamente que su intestino esté sano. Los síntomas que hemos enumerado aquí no aparecen de repente porque usted haya comido una hamburguesa o haya tenido mucho estrés en alguna ocasión. El síndrome del intestino permeable es más bien la consecuencia de un mal estado de muchos años que suele pasar desapercibido. 

Prueba sobre el síndrome del intestino permeable

El diagnóstico del síndrome del intestino permeable se lleva a cabo mediante una historia clínica detallada, un examen físico, un análisis de la dieta y pruebas de heces o sangre como por ej. la prueba de la zonulina (prueba del intestino permeable).

Si la prueba de heces o de sangre muestra un incremento de la concentración de zonulina, este marcador de laboratorio puede ser un indicador de la permeabilidad del intestino, y, por tanto, también de diversas enfermedades crónicas. Dependiendo de lo alto o bajo que sea el valor de la zonulina y qué valores se medirán aún, esto influirá el tratamiento o la duración de la terapia. La duración de la terapia es diferente según las personas y puede durar desde varios meses hasta años.

Tratar el intestino permeable

El tratamiento del intestino permeable debe llevarse a cabo siempre mediante la alimentación. Estos tres pasos tienen el mayor éxito:

  1. Curar la pared intestinal permeable: esto se lleva a cabo con un colágeno antiinflamatorio y aminoácidos, lo mejor a partir de un caldo de huesos ecológico
  2. Reducir los alimentos proinflamatorios: entre ellos se encuentran especialmente en cantidad excesiva muchos hidratos de carbono, azúcar y alcohol
  3. Fomentar la flora intestinal sana: la carencia de bacterias intestinales puede subsanarse mediante alimentos fermentados o probióticos. Con la toma de fibras vegetales (prebióticos), particularmente en la verdura, se fomentan las bacterias intestinales buenas.

Dieta para el síndrome del intestino permeable

Una dieta adecuada para el síndrome del intestino permeable es la clave para curar este síntoma. Lo importante es que usted evite los alimentos proinflamatorios y que coma aquellos que son buenos para su intestino.

Lista de alimentos para el síndrome del intestino permeable

Hemos recopilado para usted una lista de los alimentos más importantes para una buena alimentación para el intestino permeable en este documento PDF. Imprímala ahora y póngala en la puerta de la nevera: >> Documento PDF con lista de alimentos para el síndrome del intestino permeable<<

  • Caldo de huesos
    El caldo de huesos cocido durante 20 horas y rico en colágeno puede tener efectos positivos para la mucosa intestinal porque el colágeno y los aminoácidos que están en el caldo pueden sellar los orificios en la pared intestinal en caso de padecer el síndrome del intestino permeable. El caldo de huesos no debería faltar en ningún caso en una alimentación para subsanar el intestino permeable.

Caldo de huesos concentrado 

Concentrado de caldo de huesos (440g)

  • 44 porciones en un tarro
  • Agricultura ecológica de calidad y explotación en pastoreo
  • Sin alérgenos

Pedir aquí

 

  • Productos de coco:
    El coco ayuda a frenar el crecimiento de las bacterias, las levaduras y los hongos en el intestino.
      • Aceite de coco
      • Manteca de coco (alternativa a la mantequilla para freír)
  • Alimentos fermentados y probióticos:
    Aportan bacterias buenas (o cepas de bacterias) para una flora intestinal equilibrada. Especialmente indicado para la dieta para el intestino permeable
    • Kéfir
    • Chucrut
    • Kimchi
  • Té de hierbas: calma el intestino
  • Infusión de raíz de regaliz
  • Frutas de bajo índice glucémico:
    Son bajas en azúcar y, por tanto, fomentan las bacterias intestinales buenas.
    • Aguacate
    • Manzanas
    • Pomelo
    • Arándanos
    • Frambuesas
    • Ruibarbo
  • Verduras (excepto tomates):
    Contienen fibras (prebióticos) y son un buen alimento para las bacterias intestinales. A ser posible, verduras "al vapor".
  • Aceitunas y aceite de oliva:
    Tienen un efecto antiinflamatorio y pueden lograr que la dolencia no empeore.

Probióticos

En un intestino perforado, los probióticos pueden ayudar manteniendo la función normal de la mucosa intestinal (revestimiento de la pared intestinal) y protegiéndolo de factores dañinos como las toxinas, las infecciones y los alérgenos.

L-glutamina

Se recomienda la toma de L-glutamina natural, por ejemplo a partir de caldo de huesos o colágeno en polvo de explotación en pastoreo. La L-glutamina es un aminoácido condicionalmente esencial que el cuerpo no es capaz de producir por sí mismo en determinadas circunstancias. Ayuda a regenerar la mucosa intestinal, y, por tanto, a cerrar los orificios y las grietas en el intestino.

Medicamentos

Los medicamentos elaborados químicamente son proinflamatorios y no son, por tanto, adecuados para curar el intestino impermeable. Los profesionales de la medicina alternativa e integrativa llevan décadas estudiando la curación del intestino mediante una dieta adecuada y tratamientos naturales.

Consejos dietéticos para el intestino permeable: debería prescindir de:

  • Alcohol
  • Café: si no puede prescindir de su café, entonces le recomendamos que lo neutralice con una cucharada de colágeno en polvo que beneficia el intestino.
  • Leche y productos lácteos
  • Azúcar refinado
  • Alimentos ricos en carbohidratos
    (por ej. cereales, semillas, granos, legumbres, patatas, pasta, pizza)
  • Huevos
  • Hongos
  • Frutos secos
  • Alimentos muy procesados
  • Aceites de semillas ricos en omega-6
  • Tomates

Testimonios sobre el síndrome del intestino permeable

«Mi médico me diagnosticó la dolencia del intestino permeable hace unos 6 meses con la ayuda de una prueba de zonulina. No tenía ni idea de qué era, pero me lo explicó muy bien y, por su puesto, seguí investigando en Internet.

Luego empezamos la terapia con un cambio de dieta, ya que una mala alimentación es la causa principal del intestino permeable. En mi caso, comía demasiados hidratos de carbono (y por tanto también azúcar), y poca fibra (es decir, verdura). Además, el médico me recomendó beber todos los días una taza de caldo de huesos, ya que el colágeno que está en el caldo protege la pared intestinal y evita así que el estado del intestino permeable empeore.

Al cabo de cinco meses, volvimos a hacer la prueba de zonulina, y, efectivamente, mis valores mejoraron. Las buenas bacterias intestinales también aumentaron en mi intestino. De algún modo yo también lo noto. Con la nueva dieta (el pequeño cambio no me resulta nada difícil) me siento más en forma y con más energía, y mis problemas intestinales han mejorado significativamente». Andrea, Múnich

Testimonios sobre la curación del intestino permeable

«Siempre he tenido problemas de digestión, muchas veces tenía que ir más de una vez al baño y a menudo no podía controlar mis deposiciones, es decir, llegaban de forma bastante brusca. Evidentemente, para mí esto era muy desagradable, pero quería también hacer algo en contra porque estaba influyendo en mi calidad de vida.

Entonces confié en una profesional de la medicina alternativa que trabaja con problemas intestinales. Después de analizar mis heces y algunos valores más, quedó claro que sufro de intestino permeable, probablemente a causa del estrés y de una mala alimentación. Eliminamos poco a poco algunos alimentos de mi dieta (alimentos artificiales muy procesados, azúcar refinado, setas), redujimos algunos (cereales, productos lácteos) y fomentamos otros (verdura, verdura fermentada, grasas saludables y caldo de huesos).

Las primeras semanas fue un gran cambio para mí, pero me di cuenta en seguida de que me sentía mejor y que los problemas con mi intestino fueron disminuyendo poco a poco. Hoy me siento muy bien, y los nuevos análisis han demostrado que mi intestino ya no es tan permeable». Petra, Hamburgo

 doctor caldo de huesos

«Recomiendo a mis pacientes que padecen de intestino permeable, que tomen caldo de huesos», Birgit Gergelify (médica de Medicina interna, Gastroentereología, Reumatología, Medicina nutricional )

 

Nuestra recomendación: caldo de huesos para el síndrome del intestino permeable

 Caldo de huesos de ternera

caldo de huesos concentrado

Caldo de huesos

Hacer el pedido ahora

Concentrado de caldo de huesos

Hacer el pedido ahora

Fuentes:

  • https://www.functionalmedicineuniversity.com/public/829.cfm

Bestseller

Ver todo