El caldo de huesos es saludable

El caldo de huesos es saludable

El caldo de huesos contiene muchos nutrientes que son muy importantes para nuestra salud en general. Los huesos con los que se cocina un caldo de huesos suelen ser ricos en vitaminas, minerales y nutrientes, como el calcio, el magnesio y el fósforo.

Además, los huesos contienen colágeno. Cuando se cocina, el colágeno se convierte en gelatina, que proporciona al cuerpo aminoácidos, que son los componentes básicos de las proteínas.

Dado que el caldo de huesos es un producto puramente natural, es imposible decir exactamente qué cantidad de cada nutriente hay en un lote concreto de caldo de huesos. Pero es seguro que los siguientes nutrientes se encuentran en un caldo de huesos de alta calidad, que pueden ser suministrados naturalmente al cuerpo:

  • Hierro
  • Vitaminas A y K
  • Ácidos grasos
  • Selenio
  • Zinc
  • Manganeso

La ventaja del caldo de huesos es que proporciona estos nutrientes, minerales y oligoelementos en una forma más fácil de digerir, lo que hace que sean fácilmente absorbidos por los intestinos. La adición de otros ingredientes, como las verduras, al caldo también puede añadir nutrientes adicionales.

El caldo de huesos se presenta en tres formas:

  • Caldo de huesos líquido: caldo ya preparado en un tarro, sólo hay que abrirlo, calentarlo y beberlo; se utiliza como sopa clara o como base para cocinar (ideas de recetas de caldo).
  • Caldo de huesos concentrado: Mezclar una cucharadita de concentrado con agua y calentar; beber o utilizar como base para cocinar.
  • Caldo de huesos en polvo: Disuelve el colágeno orgánico en polvo del caldo de huesos en agua y bébelo o mézclalo en batidos, zumos, smoothies o cereales

Lea aquí lo que dicen nuestros clientes sobre los productos JARMINO.

Efecto: ¿Cómo y dónde?
Además de por sus numerosos nutrientes, el caldo de huesos es especialmente popular por su efecto sobre las siguientes dolencias.

El caldo de huesos puede ayudar a reducir la inflamación y curar los intestinos
Las personas que padecen el síndrome del intestino permeable o la enfermedad inflamatoria intestinal (crónica) pueden beneficiarse del caldo de huesos.

De hecho, algunos aminoácidos presentes en el caldo de huesos son útiles para la digestión. El aminoácido glutamina parece ser especialmente prometedor. Como muestra un estudio de 2017, la suplementación con glutamina ayuda a sanar la barrera intestinal en humanos y animales. Esto puede ayudar con el síndrome del intestino permeable, por ejemplo, en el que el revestimiento intestinal está irritado y la capacidad del cuerpo para digerir los alimentos se ve comprometida.

Otro estudio de 2017 muestra que las personas con enfermedad inflamatoria intestinal tienden a tener menos aminoácidos en su cuerpo que las personas sanas. Para estas personas, la introducción de aminoácidos adicionales en su dieta puede ayudar a aliviar algunos de los síntomas de la enfermedad. Beber caldo de huesos a diario es una forma natural de aportar aminoácidos antiinflamatorios al organismo.

El caldo de huesos puede proteger las articulaciones

El caldo de huesos contiene gelatina natural que puede ser procesada en el cuerpo para producir colágeno, que es muy importante para el funcionamiento de nuestras articulaciones.

Esto se debe a que el cartílago de las articulaciones tiende a desgastarse, especialmente las personas que hacen mucho ejercicio, como los corredores o los tenistas, se ven afectados. La actividad pone más tensión en las articulaciones y puede dañarlas.

Diversas pruebas de laboratorio y estudios con animales demuestran que la suplementación con gelatina aumenta la cantidad de colágeno en los tejidos. Esto puede ayudar a proteger las articulaciones de una tensión innecesaria.

El consumo de caldo de huesos puede ser una buena manera de añadir gelatina a su dieta, lo que puede ayudar a proteger las articulaciones.

El caldo de huesos puede ayudar a combatir la artrosis

Un estudio de 2016 (1) analizó los efectos del colágeno de tipo 2 en personas con artrosis de rodillas. Los resultados demuestran que el colágeno puede mejorar las molestias de la articulación de la rodilla, como el dolor, la rigidez y una peor función física, en personas con osteoartritis.

El caldo de huesos puede ser una forma natural de proporcionar colágeno al cuerpo junto con otros nutrientes útiles.

Caldo de huesos para la piel

El colágeno que se encuentra en el caldo de huesos es la principal proteína estructural de nuestro cuerpo y también es responsable de la elasticidad y la fuerza de nuestra piel, cabello y uñas.

Varios estudios (6) han demostrado que el colágeno como suplemento dietético mejora la hidratación y la elasticidad de la piel. Por lo tanto, el colágeno es esencial si quieres tener una piel hermosa, joven y suave.

La psoriasis también puede controlarse mejor con el colágeno. El colágeno, como el que contiene el caldo de huesos, puede ayudar a combatir la inflamación antes de que desencadene los signos de la psoriasis. En lugar de tratar los síntomas físicos de la psoriasis, el colágeno actúa en el cuerpo para curar, calmar e hidratar la piel.

El caldo de huesos puede favorecer el sueño

Un estudio de 2015 (4) informó que el aminoácido glicina es una forma natural y segura de mejorar el sueño. Según el estudio, las personas que toman glicina antes de acostarse pueden sentir que duermen mejor y están menos cansadas al día siguiente. Una taza de caldo de huesos por la noche puede proporcionar esta glicina.

El caldo de huesos puede ayudar a perder peso

El caldo de huesos es rico en proteínas, lo que ayuda a que el cuerpo se sienta lleno durante más tiempo y a que consumamos menos calorías. Por lo tanto, el caldo de huesos puede ayudar a perder peso.

Un estudio de 2017 (5) indica que una taza de caldo de huesos de pollo contiene más proteínas que una taza de caldo de pollo normal. El caldo de huesos es, por tanto, una excelente fuente natural de proteínas.

     

     

    (1) https://nutritionj.biomedcentral.com/articles/10.1186/s12937-016-0130-8

    (2) https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/27749689/ 

    (3) https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC5622680/ 

    (4) https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC4397399/ 

    (5) https://www.jrnjournal.org/article/S1051-2276(17)30181-4/fulltext 

    (6) https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC6835901/ 

    Produkte aus dem Artikel

    JARMINO utiliza cookies para mejorar su experiencia. Más información

    Aceptar Rechazar